¿El Mejor Aeropuerto?

¿El Mejor Aeropuerto?

17 agosto, 2015 3 Por Alfredo Lozada Bonilla

Jorge Chávez Dartnell fue un aviador peruano e hijo de peruanos, nacido en París en 1887. Murió a los 23 años, luego de cumplir la enorme proeza de cruzar Los Alpes en 1910. Pasó a la historia como el primer aviador en lograrlo.

Los malos vientos en la ciudad Italiana de Domodossola, causaron un aterrizaje en picada y una agonía de 4 días. Su hazaña lo convirtió en el máximo héroe de la aviación civil peruana. Como tributo, nuestro principal aeropuerto lleva su nombre.

Desde que el Aeropuerto Jorge Chávez se concesionó a Lima Airport Partners, ha sido considerado varios años y este año, como el mejor de Sudamérica.

Javier Aréstegui es otro peruano, que luego de abordar un taxi, de la empresa Taxi Green, que presta servicios dentro del aeropuerto, fue asaltado, le arrebataron 4 mil dólares, pertenencias de valor y la alegría de llegar a su patria después de un año de arduo trabajo.

John Paxson es un inglés de 61 años, que cumplía con su familia el sueño de conocer el milenario Perú, abordaron un taxi en el aeropuerto y a la salida fueron asaltados de un ‘bujiazo’, les robaron celulares, billeteras y la ilusión puesta en el viaje.

Son solo 2 casos de los muchos que a diario se registran a la salida de nuestro principal aeropuerto. Nuestro país es inseguro y se lo demostramos a nuestros visitantes desde sus primeros minutos de estadía.

Cuando un extranjero es víctima de un crimen, solo desea irse, así los ladrones tienen un crimen perfecto, sin denuncia, sin quien los identifique, el visitante se fue, con menos pertenencias y el mal recuerdo del Perú.

Reglajes que terminan en atracos son la práctica a la salida del Jorge Chávez, muchas veces realizados por o en complicidad de malos taxistas.

En el mejor aeropuerto de Sudamérica, de un país que pretende ser “inclusivo”, la única forma de salir o llegar es en taxi o caminando. Resulta increíble que no exista un servicio de transporte público interconectado, como en casi todos los aeropuertos internacionales del mundo, los mismos que cuentan en su interior con estaciones de buses y hasta de metro.

PROMPERU gasta millones en vender la imagen del Perú, millones fruto del impuesto extraordinario para la promoción y desarrollo turístico que el gobierno de Alejandro Toledo creó, 15 dólares que pagan todos los que viajan al Perú.

Cientos de millones gastados y la imagen es el pavor de las víctimas, en gran parte por la falta de servicio de transporte público adecuado.

Sería mejor invertir varios de esos millones en infraestructura de transporte público en el aeropuerto, esto debería partir a iniciativa y aporte del propio concesionario del aeropuerto.

¿Es tan complicado concesionar líneas de autobuses con estación en el aeropuerto, hacia puntos céntricos de la ciudad, dotados de seguridad? Sería el adiós a reglajes y bujiazos a la salida del aeropuerto o los atracos en la Costa Verde o cualquier intersección del trayecto del taxi.

Dejemos de ponérsela tan fácil a los criminales. El tramo de la línea 4 del metro, que conectará el aeropuerto sólo con el centro del Callao, en el mejor de los casos estará listo a finales del 2020.

“Arriba, siempre arriba” fue la frase de nuestro gran Jorge Chávez. Es una vergüenza que la frase más escuchada a la salida del aeropuerto que lleva su nombre sea: “arriba las manos, esto es un asalto”.

Publicado en el Diario La Razón
Sábado 15 de agosto 2015